Buenos Aires | Lunes, 29 de mayo de 2017

El Barrio, lugar de identidad

 

por Silvana Emperador

Cada barrio tiene un no sé qué especial. Tiene una identidad propia que le imprime a sus vecinos color, estilo y costumbres únicas. No obstante, hoy ese carácter singular de las calles de nuestros barrios se entremezcla con elementos de una cultura global, que se incorpora en la vida cotidiana y en el paisaje urbano.

En el imaginario social, los barrios porteños son cien. Esta creencia es heredera del vals Cien barrios porteños, que popularizó el cantante de tango y actor argentino Alberto Castillo a mediados de la década del cuarenta. Sin embargo, oficialmente hablando, los barrios de la Ciudad de Buenos Aires son cuarenta y ocho.

A partir de 2011, el régimen de las Comunas se puso en marcha en nuestro país, para lo cual se eligieron sus autoridades. Desde entonces los barrios son agrupados en quince Comunas, que permiten la participación activa de los vecinos en las decisiones referentes a presupuesto, espacios públicos y seguridad. También ofrecen el acceso a los principales servicios y trámites que gestiona el Gobierno para el ejercicio de la ciudadanía.

La participación activa que propone el sistema de comunas constituye un punto clave. Informarse acerca de la gestión política y administrativa descentralizada de ese sistema es una alternativa para comprometerse con el cambio y para manifestar nuestros intereses.

La identidad de nuestro barrio nos forma como personas, nos condiciona. Por ello el ejercicio de la participación es valioso, diría necesario. La conformidad y su contratara, la disconformidad, son la antítesis de la participación activa, única herramienta capaz de cambiar el estado actual de nuestro entorno, del cual en reiteradas oportunidades nos quejamos y atribuimos responsabilidades a otros.

 

La posible instalación de un shopping en Caballito, en la calle Avellaneda 1500, suscitó un fuerte debate. Vecinos y representantes de entidades gremiales se movilizaron contra esa iniciativa.

Puerta Franca estuvo en diálogo con Fabián Castillo, directivo de la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (FECOBA) y titular de la Asociación Amigos de la Avenida San Martín, para conocer los inconvenientes que podría ocasionar la instalación de un shopping en esos terrenos.

Cada barrio tiene su pertenencia y su forma propia, desde allí buscamos que cada barrio mantenga su identidad particular. Cuando se instala un shopping, se instalan marcas. Eso no tiene una identidad propia, relata Fabián.

¿Se realizó algún estudio de impacto para dar curso a la iniciativa del shopping?

Los perjuicios que ocasiona la apertura de grandes superficies comerciales se pueden explicar a partir de una proyección a largo plazo, considerando la experiencia de otros países como, por ejemplo, España. En ese país se estudian las consecuencias de esos formatos comerciales cuando se instalan en el corazón de un barrio o de una localidad, especialmente, cuando ese lugar tiene una composición geográfica armada, la capacidad de infraestructura colmada y un sector comercial instalado.

En otros países, los shopping y las grandes superficies son establecidas fuera del casco urbano, allí donde hay falta de habitantes o se necesita desarrollar un lugar específico, fomentando nuevas formas de vida y de vivienda. No se instala en sitios que estén colapsados.

Hicimos una proyección donde tomamos como ejemplo el Abasto, cuya apertura iba a mejorar todo aquello que se encuentra en sus alrededores. Hoy, sin embargo, en sus calles aledañas hay deterioro y casas tomadas. También está el caso del Dot, cuya apertura aparejó el colapso de cloacas y de estacionamientos, entre otras cosas.

¿Cuáles son los perjuicios que traería al barrio la instalación de un shopping en Caballito, en los terrenos linderos al Club Ferro Carril Oeste?

El avance de las grandes superficies, no importa propiedad de quien, perjudica a la esencia del barrio y al vecino mismo. Para el común de la gente la instalación de un shopping en un descampado representa un lugar nuevo donde ir a pasear y donde divertirse.

Sin embargo, a nivel social las consecuencias son importantes. Desde hace cien años que no se modifica la infraestructura, las cloacas son las mismas al igual que los cables de luz, con la diferencia que la demanda de energía es cada vez mayor. Caballito está colapsado respecto de la cantidad de personas por metro cuadrado.

Si uno ve el tema desde la visión de una empresa, un shopping en Caballito es un negocio brillante. Es una de las Comunas con mayor cantidad de habitantes de clase media, el terreno está en el centro geográfico de la ciudad de Buenos Aires y tiene un puente peatonal y automovilístico que facilita el cruce de las vías del tren. La empresa no tiene que salir a ganar el mercado, que ya está ganado de entrada. La inversión será recuperada con creces.

La pérdida más grande estará vinculada con la forma de vida de los vecinos del barrio y con la permanencia negocio que está instalado hace años. Los pequeños y medianos comerciantes no pueden ingresar al shopping, ya que no son grandes marcas establecidas. La única forma de sustentar los grandes costos que implica tener un comercio en el shopping es ser una marca, que necesita tener presencia.

Económicamente, los shopping no realizan pagos que contribuyan a la mejora de la ciudad donde se instalan, ya que al ser grandes grupos firman acuerdos multilaterales.

Tampoco brindas fuentes genuinas de trabajo. La rotación del personal de los shopping es algo corriente, dado que la carga horaria implica pérdidas importantes respecto de la calidad de vida del trabajador y su familia.

En cuanto a la seguridad, la instalación de una gran superficie no garantiza nada. La inseguridad es un tema general, que puede mejorar con la participación de todos los actores sociales.

¿Existe alguna otra propuesta para utilizar esos terrenos?

Entre los vecinos existen otras propuestas. Algunos opinan que esos terrenos se pueden convertir en espacio verde, otros piden que se incorporen a la infraestructura del Club Ferro Carril Oeste.

Nuestro objetivo es sostener y contribuir al tejido social. Para ello es preciso elaborar, junto con el Estado, un plan acerca de qué ciudad queremos.

Parque del Bicentenario

Desde hace dieciocho años se impulsa un proyecto legislativo cuyo objetivo es la rezonificación de los terrenos de la ex playa de cargas Caballito del Ferro Carril Sarmiento. A partir de su recategorización como Uso Parque, los vecinos de Buenos Aires tendrían doce manzanas de nuevos espacios públicos.

Por su ubicación estratégica, el Parque del Bicentenario es un virtual parque central de Buenos Aires. Cuenta con una amplia conectividad y un espacio de aprovechamiento enorme, no sólo beneficiaría a los vecinos de Caballito sino a todo el área Metropolitana.

El proyecto es acompañado por doce de los trece bloques políticos de la Legislatura de la Ciudad. El bloque del PRO rechaza esta iniciativa. Las asociaciones de vecinos luchan por el pronto tratamiento de este proyecto.

Imprimir
Compartir en Facebook Compartir en Blogger Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn
Enviar a un amigo


Comentarios
   
Nombre:
Mail:
Comentario:  
(puede escribir como máximo 500 caracteres)


Moneda Compra Venta
Dólar 7.960 8.030
Euro 9.999 9.999
Real 2.580 2.750

Ultima Actualización:
03/04 - 15:50


Ultimas Noticias

- Radioteatro en Escena -

Con los actores en vivo vistiendo ropa de la época y con una escenografía ambientada como un estudio de radio, lleva al público a un viaje al pasado



Crucigramas

soluciones



¡Nada Cambió!

Imágen tomada el 24/09/2011, a diez días de la tragedia



Flores: tragedia sobre las vías

Víctimas, responsables y culpables. Causas, soluciones paliativas y de fondo
por Mauricio Epstejn



Emanuel Pellegrino

Descubriendo artistas
por Silvia Wernicke




¿Está de acuerdo con la instalación de un Shopping en la Av.Avellaneda?
   
No
   


Tapa del Diario

tapa Puerta Franca



Puerta Franca - 2011 ® - Todos los derechos reservados.

Puerta Franca no asume responsabilidad alguna por cualquier consecuencia derivada de la utilización de los servicios y/o producto que se describen, analizan, publican o figuran en el sitio.Las notas firmadas y el contenido de los sitios de Internet desciptos, reflejan la opinion de los autores y responsables por los temas tratados sin que ello implique solidaridad de Puerta Franca con su contenido.La responsabilidad por el contenido de los avisos es exclusiva de los respectivos anunciantes.