Buenos Aires | Sábado, 17 de noviembre de 2018

El Bicentenario

Por Alejandro Hoerth

El Bicentenario se festejó con millones de personas en la calle, quizás la movilización más importante de la historia, para beneplácito de los verdaderos héroes de la Patria, los derrotados, los olvidados, los deformados por una historia mendaz e indigna como sus autores, ahora reivindicados por esta historia, la otra historia. La que empezamos a transitar.

El 25 de mayo de 2010, en el marco de una movilización imponente, volvieron a retumbar los nombres de aquellos héroes de la Revolución. Moreno, Castelli, Belgrano San Martín, Monteagudo, por citar a algunos, cuya continuación histórica fueron los levantamientos masivos del interior liderados por esos gauchos federales a los que se denominó caudillos. El Chacho Peñaloza, Felipe Varela, Artigas, Güemes, López, López Jordan, Dorrego y Juan Manuel de Rosas, entre otros.

¿Pero qué sabemos de todos estos personajes? Salvo dos o tres a los que se conoce más que por sus ideas por sus actos de heroísmo, que los tuvieron sin duda, vaciados de contenido y sin continuidad histórica. ¿Qué sabemos del asesinato de Moreno y su Plan de Operaciones? ¿Y acerca de porqué San Martín opta por su exilio en Francia, donde muere apenado, solitario y empobrecido? ¿Cómo es que Belgrano estuvo a punto de ser sometido a un consejo de guerra y muere en la más absoluta pobreza, abandonado a su suerte por el Gobierno de Buenos Aires? Y Artigas, ¿“El Protector de Los Pueblos Libres” declarado traidor a la patria? ¿Por qué Castelli, termina en prisión?

¿Cómo es que sabemos tan poco de estos patriotas que pelearon contra la dominación absolutista ejercida por la monarquía de España y que se sublevaron contra la pretensión autoritaria de los comerciantes del Puerto de Buenos Aires, cuyos intereses estaban atados a la potencia británica?

Una respuesta es que quienes ganaron la guerra civil, que comienza con el ascenso de Rivadavia, se continúa y profundiza con Sarmiento y se consolida fundamentalmente con Mitre, tras el triunfo de Pavón donde ¿derrota? a Urquiza, expresaron la encarnación del proyecto de la elite del Puerto de Buenos Aires.

Esta elite portuaria vinculada a los intereses de los terratenientes de la Pampa Húmeda que rodea al puerto y los comerciantes, mucho de ellos ingleses, ligados al comercio que se desarrolla fundamentalmente con Inglaterra, que laterra va a  la que sueño. La que nos incluya a todos, no la de pocos que festejan en sus palacios, a costilla de lfesteja el Centenario de la Revolución de Mayo en ese país para pocos, como explicamos el número anterior, va a prevalecer hasta la aparición del primer gran movimiento popular de masas, que expresó el caudillo Hipólito Yrigoyen, quién intentó, aunque con limitaciones, un camino de desarrollo industrial autónomo.

Se reinstala en el escenario nacional la necesidad de un camino de autonomía, aunque ahora respecto de la dominación inglesa, que para impedir el desarrollo de las fuerzas productivas, a fin de seguir colocando sus manufacturas caras a cambio de materias primas baratas, cuenta con la colaboración de las élites ya mencionadas que conformaban ya una oligarquía privilegiada y parasitaria, que una y otra vez impuso sobre los demás sectores sociales, el modelo agroexportador que condenó al subdesarrollo a nuestro país y a la mayoría de los países de nuestro continente, es decir, América al Sur del Río Bravo.

Derrocado Yrigoyen por un golpe militar, que inicia un ciclo de golpes sucesivos que arranca en 1930 y dura hasta 1983, año en que la última dictadura militar tras el genocidio perpetuado, comienza a ser hostigada por los trabajadores organizados, y tras la derrota de Malvinas, con la que pretende disimular su resquebrajamiento, debe abandonar el poder, es el Gral. Perón quien va a retomar un camino de desarrollo con autonomía, en el período que va desde 1945 hasta 1955.

Durante esa década el desarrollo industrial del país y la distribución de las riquezas toman un impulso vigoroso, bajo la conducción de Perón, que levanta las banderas de la independencia económica, la soberanía política, y la justicia social.

Sin embargo, el peronismo no logra consolidarse en el poder y en 1955 es derrocado por un golpe al que se llamó Revolución Libertadora, por algunos, Revolución Fusiladora por otros, denominación más propicia para la política que llevó a cabo proscribiendo al peronismo, reprimiendo las luchas de los trabajadores, fusilando a quienes pretendían sublevarse.

Surge así la resistencia peronista, protagonizada fundamentalmente por la clase trabajadora, que no quería que le arrebaten conquistas y derechos que habían adquirido bajo el gobierno de Perón, en el que jugó un rol importantísimo su esposa Eva Duarte, a quien cariñosamente el pueblo llamaba Evita, y con ese nombre quedó inmortalizada tras su prematura muerte, y que será venerada por las décadas siguientes y lo sigue siendo aún en la actualidad.

La resistencia fuerza el regreso de Perón, pero después de su muerte en 1974 se produce un tremendo vacío de poder y se sucede otro golpe militar, uno de los más crueles y sanguinarios, sino el más, por la aberración de los crímenes cometidos, derrotando a sangre y fuego el Proyecto Nacional y Popular que se había abierto tras el retorno del viejo general.

En 1983 Alfonsín gana las elecciones tras la salida obligada de la dictadura, derrotada en el Campo de batalla por los ingleses en Malvinas, y lleva a cabo un gobierno de transición, con algunos aciertos importantes pero con limitaciones y planteos militares, que a la postre terminan opacando su gestión y debe adelantar el traspaso de poder.

Las clases dominantes, con fuertes vínculos ahora con el capital financiero norteamericano fundamentalmente, habían logrado cooptar a un sector de la dirigencia del Peronismo, favorecida por el vacío que dejó el Terrorismo de Estado que lo diezmó de cuadros y militantes. Así en 1989 Carlos S. Menem, de tendencia neo liberal, llega al poder. Durante su gobierno se produce el saqueo más grande de la historia, mientras el pueblo perplejo, paralizado por el terror, asiste impávido al vaciamiento del Estado y su quiebra económica. Las privatizaciones desarticulan el Estado, el endeudamiento somete a la Nación, quiebra el aparato productivo, la desocupación llega a límites inauditos, la marginación social y la indigencia completan el paisaje de una Argentina postrada y sometida para satisfacer las apetencias de los organismos financieros internacionales.

En 2001 explota este modelo de avasallamiento de la Nación y en medio de la mayor crisis política por lo menos de los últimos cien años, sino de la historia, se produce un hecho totalmente inesperado, que es la llegada de Kirchner al poder, tras el estallido social que le pone fin al mandato del presidente De La Rúa. Con una debilidad de origen, después de haber ganado con el 22% de los votos, construye un poder a partir del cual establece los lineamientos de un modelo de acumulación completamente distinto. Enumeramos entonces esos lineamientos porque en ese marco se producen los festejos del Bicentenario:

 

En lo económico: Política de desendeudamiento. Se refinanció la deuda externa con una quita del 65%, la más grande que se conozca, y se canceló la deuda con el FMI, eliminándose las auditorías de este organismo. En 2003 la deuda externa representaba alrededor del 140% del PBI, hoy no llega al 50%, uno de los porcentajes más bajos del mundo.

Al tiempo que se cancela la deuda, las reservas en el BCRA se incrementaron hasta alcanzar más de 50.000 millones de dólares.

Impulso del desarrollo industrial, lo que generó la creación de millones de puestos de trabajo, a partir de una política cambiaria para hacer competitiva nuestras manufacturas.

Recuperación de los pequeños agricultores a través de la intervención estatal y las políticas crediticias y de promoción.

Recuperación de empresas públicas privatizadas, como la de Correos, Línea aérea de bandera, Aguas, Astilleros, Fábricas militares, Fábricas de aviones y de satélites espaciales. Impulso del CONICET, y a las actividades de investigación científica.

Retenciones a las exportaciones para impedir que el precio internacional de los comoditys condicione la economía interna.

Políticas anticíclicas para amortiguar el impacto de crisis externas como sucedía en el pasado.

Inversión pública en infraestructura, construcción de caminos. Autovías, hospitales, escuelas, viviendas, etc.

Recuperación del sistema nacional jubilatorio. Anulación de las AFJP que desfinanciaron al Estado, al mismo tiempo que desmantelaron la seguridad social.

En materia de DDHH: Renovación de la justicia. Nombramiento de una nueva Corte Suprema de Justicia. Se desactivaron las leyes de impunidad, de Obediencia Debida y Punto Final, lo que permitió poner en el banquillo de los acusados a cientos de represores responsables del genocidio. Es importante comprender esta política en toda su dimensión. Porque la impunidad garantizaba el esquema de privilegios que impuso la dictadura. Era imposible plantear un modelo de grandes transformaciones y su profundización posterior, si no se hubiera avanzado en el juicio de la historia sobre lo que significó la última dictadura militar. Punir a los represores violadores de tantos DDHH es la garantía de que NUNCA MÁS vuelva ocurrir un hecho tan horroroso.

Reconocimiento a los derechos de las minorías. Por ejemplo, aprobación de la Ley de Matrimonio Igualitario, Leyes de reparación histórica a pueblos originarios.

Jubilación universal, con la creación de alrededor de 2.000.000 de jubilaciones a quienes no tenían aportes o los tenían insuficientes.

En lo social: Políticas de Recuperación de fábricas quebradas. Ley de Quiebras que contempla el derecho de los trabajadores en primer término.

Recuperación de las jubilaciones. Ley de Movilidad Jubilatoria.

Implementación de las discusiones paritarias, lo que permitió una importantísima recuperación del salario.

Implementación de distintos Planes Sociales y el más importante de todos la Asignación Universal por Hijo, que alcanza a millones de niños.

En política exterior: Impulsar la profundización y ampliación del Mercosur, la creación de la UNASUR, en el marco de una política profundamente Latinoamericanista.

Defensa de la soberanía nacional en todos los foros internacionales. Desactivar la creación del ALCA, favorable a los planes imperiales de EEUU.

Defensa de la autodeterminación de los pueblos, condena a las políticas de bloqueo a Cuba y otros países acosados por las políticas neo coloniales. Defensa de nuestra soberanía y derechos sobre las Islas Malvinas.

En materia cultural y educativa: Aumento del presupuesto educativo. Ley de financiamiento de la educación. Porcentaje del PBI destinado a educación mayor de la historia, casi el 6%. Sanción de la Ley de Medios para democratizar los espacios de radiodifusión y de medios audiovisuales, recuperación de los carnavales derogados por ley de la dictadura militar, creación de espacios de culturales a lo largo y ancho del país. En el caso de la ciudad de Bs. As. se extienden por todos los barrios, impulsados por la recuperación de la autoestima y de la cultura nacional y popular.

En este marco de recuperación de la economía, de la dignidad en términos de calidad de vida de los argentinos, pero también de dignidad en la recuperación de nuestra identidad, de lo mejor de nuestra historia se da el festejo del Bicentenario, que mostró a Buenos Aires albergando a una multitud constituida por millones, sí, millones de personas festejando en las calles como no lo había hecho al menos en los años que la mayoría de los argentinos y argentinas podríamos recordar.

Con todo lo que falta por reparar, después de la gran devastación, sin duda la política de inclusión, en lo social, pero también en lo político, en cultural, etc. ha motivado este encuentro de identificación colectivo en un clima festivo, donde los presidentes de todo el continente Latinoamericano festejaron con la multitud. Ni con Su majestad, la reina de Inglaterra, ni con estado de sitio, ni con represión. Esa es la patria con la que sueño. La que nos incluya a todos, no la de pocos que festejan en sus palacios, a costilla de los muchos!!!!!

 

Imprimir
Compartir en Facebook Compartir en Blogger Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn
Enviar a un amigo


Comentarios
   
Nombre:
Mail:
Comentario:  
(puede escribir como máximo 500 caracteres)


Moneda Compra Venta
Dólar 7.960 8.030
Euro 9.999 9.999
Real 2.580 2.750

Ultima Actualización:
03/04 - 15:50


Ultimas Noticias

- Radioteatro en Escena -

Con los actores en vivo vistiendo ropa de la época y con una escenografía ambientada como un estudio de radio, lleva al público a un viaje al pasado



Crucigramas

soluciones



¡Nada Cambió!

Imágen tomada el 24/09/2011, a diez días de la tragedia



Flores: tragedia sobre las vías

Víctimas, responsables y culpables. Causas, soluciones paliativas y de fondo
por Mauricio Epstejn



Emanuel Pellegrino

Descubriendo artistas
por Silvia Wernicke




¿Está de acuerdo con la instalación de un Shopping en la Av.Avellaneda?
   
No
   


Tapa del Diario

tapa Puerta Franca



Puerta Franca - 2011 ® - Todos los derechos reservados.

Puerta Franca no asume responsabilidad alguna por cualquier consecuencia derivada de la utilización de los servicios y/o producto que se describen, analizan, publican o figuran en el sitio.Las notas firmadas y el contenido de los sitios de Internet desciptos, reflejan la opinion de los autores y responsables por los temas tratados sin que ello implique solidaridad de Puerta Franca con su contenido.La responsabilidad por el contenido de los avisos es exclusiva de los respectivos anunciantes.